Cívico-militar

'Cataluña y el Ejército en concierto'

Con ocasión del Día de las Fuerzas Armadas, la Inspección General del Ejército ofreció un concierto institucional en el emblemático auditorio del Palau de la Música Catalana, cuyas dos mil localidades se completaron con un público entusiasta, fiel a esta cita anual con la música y de simpatía por su Ejército.

2024-06-05-Cronica-Concierto-DIFAS-1w

'Cataluña y el Ejército en concierto'

La interpretación corrió a cargo de la Unidad de Música de la Inspección General del Ejército, a los que se agregaron quince maestros de las Unidades de Música de la Dirección de Acuartelamiento de Madrid y la Academia General Militar de Zaragoza, dirigida por el teniente músico Juan Bautista Tortosa Lara.

El programa musical, compuesto por una variedad de música clásica, tradicional, piezas modernas o bandas sonoras de películas, se argumentaba resaltando hechos históricos de vinculación militar o sobre diferentes unidades militares ubicadas en Cataluña.

A modo de introducción, la orquesta interpretó la pieza Marte, primer movimiento de la suite orquestal Los planetas, de Gustav Holst. Seguidamente se hizo una especial mención a la Academia General Básica de Suboficiales, que cumple su 50 aniversario este año de 2024. En su homenaje se interpretó el tema musical The way we were, tema principal de la película Tal como éramos, con la participación de la cantante Laia Benache.

A continuación, se destacó la labor de otras unidades del Ejército de Tierra que, aunque viven y trabajan en tierras catalanas, llevan a cabo misiones en el exterior bajo mandato de instituciones internacionales como son las Naciones Unidas, la Unión Europea o la OTAN. Entre ellas el Regimiento de Infantería ‘Barcelona’ 63, ubicado en el Acuartelamiento “El Bruch” (Barcelona), que actualmente desarrolla una peligrosa misión de vigilancia de la línea de separación en el sur de El Líbano. El tema musical elegido en esta ocasión fue el Concierto de Aranjuez, del maestro Rodrigo, que contó con la participación del guitarrista Mauricio Díaz Álvarez.

Previamente hicieron acto de presencia por el patio de butacas tres soldados uniformados de época: del Tercio de Barcelona (s. XVI), del Cuerpo de Voluntarios de Barcelona (s. XIX) y un soldado actual con boina azul de las Naciones Unidas, que permanecieron en el escenario hasta finalizar la interpretación del Concierto de Aranjuez. Concierto que fue estrenado en ese mismo escenario en 1940.

Seguidamente se mencionó al ampurdanés Regimiento de Infantería ‘Arapiles’ 62, ubicado en el Acuartelamiento “General Álvarez de Castro” (Sant Climent Sescebes). Cuyos hombres y mujeres se encuentran desplegados en tierras de Letonia, proporcionando seguridad a la frontera este de OTAN. Para esta ocasión volvió al escenario Laia Benaches, que interpretó la canción Chiquitita, del grupo sueco ABBA, cuyos derechos de autor fueron donados a la organización humanitaria UNICEF.

La segunda parte del concierto empezó con la interpretación de Hispania, de Óscar Navarro, fantasía española para banda sinfónica, homenaje a los grandes compositores españoles de finales del siglo XIX y XX. Aquí se mencionaron a la Tercera Subinspección General del Ejército, al Centro de Historia y Cultura Militar, al Museo Histórico Militar de Figueres y al Castillo de San Fernando. Se da la circunstancia que en esta fortaleza hizo su servicio militar Salvador Dalí. Lo que dio pie a presentar la siguiente pieza musical, ‘Eugenio’ Salvador Dalí, compuesta por el grupo Mecano, que fue interpretada por Laia Benaches.

Siguió el programa con la interpretación de la sardana Gerona 1808, compuesta por Ricard Viladesau, que recuerda el asedio que sufrió la ciudad de Gerona durante la invasión francesa a España. Posteriormente, en un viaje por el espacio y el tiempo, la orquesta, junto al guitarra Mauricio Díaz, se trasladan a otro lugar de España para interpretar Asturias, obra de Isaac Albéniz. Y para finalizar, volvió al escenario Laia Benaches, que interpretó el bolero Contigo en la distancia.

Aunque, no acaba aquí la cosa, como es costumbre, el broche lo puso el público con su participación entusiasta ante la propuesta de acompañar con sus voces y ritmo la interpretación del pasodoble patriótico Allá por la tierra mora, conocida también como Banderita. Pieza musical de la obra Las corsarias, del maestro Alonso. Esta pieza fue en su día un auténtico fenómeno social, convirtiéndose en himno de los ejércitos españoles combatientes en África. Hoy en día es una canción obligada en cualquier encuentro musical de la ciudadanía con su Ejército. En el emblemático Palau de la Música Catalana de Barcelona, sonó a gloria.

Solo quedaba clausurar el acto con unas palabras del Inspector General del Ejército, teniente general Manuel Busquier Sáez, que hizo entrega de obsequios a los artistas invitados. Las notas musicales finales fueron para interpretar los himnos oficiales de Cataluña y de España, que fueron recibidos en pie y con absoluto respeto.

Más en Crónicas