Saliralaire

  • Diario Digital | jueves, 12 de diciembre de 2019
  • Actualizado 08:08

SOCIETAT CIVIL CATALANA Y ABOGADOS CATALANES POR LA CONSTITUCIÓN

Los responsables del 1-O deberán pagar o avalar el gasto que conllevó su aventura.

El Tribunal de Cuentas cita a Puigdemont y Junqueras, entre otros, por los gastos del 1-O tras las denuncias presentadas por Societat Civil Catalana, Abogados Catalanes por la Constitución y Fiscalía.

Los responsables del 1-O deberán pagar o avalar el gasto que conllevó su aventura.

Una de las condiciones imprescindibles para Societat Civil Catalana en cualquier escenario de diálogo que se establezca estos días es que se ejecute una auditoría del procés.

  • La entidad considera que es absolutamente necesario que los líderes de este proyecto, que genera división y enfrentamiento y que está llevando a Cataluña a la ruina económica, paguen hasta el último céntimo de dinero público que han utilizado para ejecutarlo.

Precisamente con relación a esta condición, la entidad, junto a Abogados Catalanes por la Constitucióndenunció a los responsables de la organización de la jornada ilegal del 1 de octubre de 2017 con la finalidad de que devolvieran el gasto que conllevó, tal y como también hizo la Fiscalía en el mismo momento.

  • Tras presentar las denuncias, en este momento el Tribunal de Cuentas ha acordado citar a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Neus Munté, Toni Comín, Clara Ponsatí, Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull y Joaquim Forn, entre otros, junto con representantes de nuestra entidad y la Fiscalía, para fijar la liquidación provisional de los gastos del 1-O.
  • La cita es para el día 28 de enero de 2020 y se les requerirá para que lo paguen o lo avalen.
  • En caso de no hacerlo se procedería al embargo de sus bienes.

Societat Civil Catalana asegura que los líderes del separatismo no pueden continuar utilizando el dinero de todos los catalanes para alcanzar objetivos políticos que no solo no representan al conjunto de la ciudadanía, sino que están fuera de la ley.

  • El independentismo debe hacer una autocrítica profunda y hacer un análisis objetivo de la situación actual admitiendo que el conflicto que se vive no es entre Cataluña y el resto de España, sino entre catalanes, la mayoría de los cuales, según votaciones con urnas legalmente establecidas, no apoyan la secesión.

Este primer paso es fundamental para construir una Cataluña fuerte y referente en muchos ámbitos y en la que se fomente la convivencia y la concordia entre los ciudadanos.

  • Sin embargo, si los representantes del independentismo siguen adelante con su deriva separatista, sin ninguna duda, activaremos los mecanismos democráticos oportunos para defender la democracia en nuestra tierra.


Ver el comunicado enviado por Societat Civil Catalana