Saliralaire

  • Diario Digital | domingo, 18 de agosto de 2019
  • Actualizado 13:53

SOCIETAT CIVIL CATALANA

“El procés ha terminado y ha fracasado”

En el debate constitucionalista La respuesta al 'procés', de 16-O y organizado por SCC, los cuatro ponentes: José Rosiñol, Joaquim Coll, Rafael Arenas y Enric Millo, han coincidido en que el procés ha finalizado, aunque los líderes independentistas continúan teniendo como objetivo la secesión de Cataluña.

“El procés ha terminado y ha fracasado”

“El procés ha terminado y ha fracasado”

El presidente de Societat Civil Catalana, José Rosiñol; el ex presidente de la entidad, Rafael Arenas; el ex vicepresidente, Joaquim Coll; y el ex delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; han presentado este martes el libro ‘Anatomía del procés’. En el acto los cuatro ponentes han coincidido en que el procés ha finalizado, aunque los líderes independentistas continúan teniendo como objetivo la secesión de Cataluña.


José Rosiñol: “Nos preocupa la violencia que hay en las calles por parte de sectores radicales independentistas”

José Rosiñol ha dejado claro que el procés “fracasó” el año pasado y que en las elecciones de diciembre ganó el constitucionalismo. Además ha destacado en su análisis que “el desafío secesionista ha logrado que los catalanes constitucionalistas nos hayamos unido”.

Sin embargo, ha advertido que lo peor que está ocurriendo en este momento es “la violencia que hay en las calles por parte de sectores radicales independentistas” y el hecho de que desde la ANC y Òmnium se esté “impulsando el control por parte de la población independentista de la vía pública”.


Joaquim Coll: “Lo que impulsó el procés fue la unilateralidad”

Coll ha explicado que el procés empezó en septiembre de 2012 y acabó y fracasó el 27 de septiembre de 2017, tras la aplicación del artículo 155. Según el ex vicepresidente el elemento clave que impulsó esta etapa fue la “unilateralidad” que, durante cinco años, hizo creer que con “ganar las elecciones con mayoría absoluta es suficiente para materializar la independencia contando, además, con el reconocimiento internacional”.

A pesar de este hecho, ha advertido que, en este momento sigue habiendo “una falta de neutralidad de las instituciones, una situación de desgobierno y mucha gesticulación, pero no hay desobediencia”. En este momento los independentistas “no tienen estrategia”. Pese a que sigue habiendo tensión, “estamos en una etapa nueva”.


Rafael Arenas: “En 2014, el planteamiento de decir que queríamos seguir en España costaba de asumir”

Rafael Arenas, por su parte, ha asegurado que desde el 2012 el proyecto secesionista se basaba en “apartar a la Generalitat y a los Ayuntamientos del orden constitucional” y ponerlo “al servicio” de la futura república catalana.

Además ha destacado que en 2012 se empezaron a formar entidades constitucionalistas porque se empezó a visualizar que “la situación era peligrosa” y ha recordado que cuando se creó Societat Civil Catalana en 2014 “el planteamiento de decir que queríamos seguir en España costaba de asumir”.

Por otro lado, ha dejado claro que la aplicación del artículo 155 “fue tardía”, puesto que se podría haber hecho tras la celebración del 9N o del pleno del 6 y 7 de septiembre del año pasado. 


Enric Millo: “El constitucionalismo ha de ser capaz de dar respuesta a la situación actual”

Enric Millo también ha asegurado el procés ha fracasado y que terminó el 27 de septiembre del año pasado. “El objetivo de los independentistas es que  Cataluña no sea España, sin embargo hoy Cataluña sigue siendo España”, ha señalado, y, por tanto, “ha ganado el Estado de Derecho”.

No obstante, el ex delegado del Gobierno en Cataluña, que se ha declarado “fan de Societat Civil Catalana”, ha advertido que el intento de los líderes secesionistas de alcanzar la independencia “sigue presente y no nos podemos quedar sin hacer nada”.

Millo ha explicado que el ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, pretendía “provocar una colisión” con la finalidad de conseguir “generar la idea a nivel internacional de que en España no hay democracia ni libertad”. Ante este hecho, el Estado “sólo tenía dos opciones”, una era “ceder”, una decisión que los independentistas se llegaron a plantear, “pero el Estado actuó”.

En este momento los independentistas “son conscientes de que han fracasado” y quieren en encontrar “una salida en el callejón sin salida en el que se han metido”. Por este motivo, ahora “el constitucionalismo ha de ser capaz de dar una respuesta adecuada a lo que se avecina”, ha asegurado.


Abrir el comunicado en una página nueva