Saliralaire

  • Diario Digital | Lunes, 27 de Mayo de 2019
  • Actualizado 09:53

ACTO DE DESAGRAVIO ANTE LA VIOLENCIA DEL FANATISMO

Ante la verja del oprobio la cancela abierta a la convivencia

Un millar de personas se concentran frente al Parque de la Ciudadela para apoyar a la mujer agredida por quitar lazos. El acto se convocó bajo el lema 'Por la convivencia y contra la violencia', convirtiéndose en una reivindicación de los catalanes contrarios al separatismo.

Ante la verja del oprobio la cancela abierta a la convivencia

Varias entidades vinculadas al activismo en defensa de la españolidad de Cataluña se han concentrado este miércoles en el mismo lugar en donde Lidia, la mujer de origen ruso, fue violentamente agredida cuando retiraba plásticos amarillos en compañía de su familia. 

Al ser el marido de la víctima afiliado de Ciudadanos, ha sido esta formación la que ha convocado el acto de desagravio, asistiendo sus principales dirigentes: Albert Rivera e Inés Arrimadas, quienes han expresado su asombro de que el independentismo haya cuestionado la versión de la agredida sobre lo sucedido el pasado sábado.

A la concentración se sumaron representantes del PP, como la diputada Dolors Montserrat o el presidente del grupo 'popular' en el Ayuntamiento de Barcelona Alberto Fernández Díaz, quien volvió a reclamar a la alcaldesa Ada Colau que se persone como acusación en el procedimiento judicial abierto por esta presunta agresión.

Se irá añadiendo inserciones de redes sociales de otras entidades


El incidente.

La concentración se desarrolló con normalidad, hasta que la indignación de algunas personas se convirtió en histerismo ante la sospecha de la presencia de algún periodista de TV3. Situación esta que, con la ayuda de todos, no se debe permitir nunca más.

  • En especial, la actitud provocadora de una mujer supuestamente afín (aunque hay afinidades que hacen mucho daño) que increpó con injustificada excitación a un cámara de Telemadrid. Este, en vez de actuar con profesionalidad respondió con una altanería impropia de un profesional, lo que perturbó aún más a la increpadora reaccionando con mayor virulencia.
  • Posteriormente, ante el nerviosismo imperante, el cámara propinó un puñetazo a una persona de unos 70 años, lo que produjo la reacción de alguno de los testigos que decidió responder la agresión con otra agresión.
  • Todo ello nos debe hacer reflexionar para evitar situaciones semejantes, por lo que cabría identificar a la mujer que inició la bronca con el cámara y que sus amigos o conocidos le hagan ver el gran daño que estas escenas producen al colectivo de catalanes que defienden la españolidad de Cataluña.
  • Al cámara, que las imágenes de lo acontecido le sirva para que la próxima vez disponga de mejor tacto y profesionalidad para asumir el reto de las controversias que se generan en concentraciones en donde las emociones están a flor de piel. Mejor mostrar alguna acreditación del medio al que se representa y así se neutraliza el histerismo de los que ya vienen exaltados de casa, de la que es mejor que no salgan.



Otras de las provocaciones fue protagonizada por un activista profesional, que se hace llamar "Lagarder Activista", quien acude a estas concentraciones para hacerse notar y salir como víctima en las fotos.

No podemos caer en la trampa de los provocadores

Entre otras razones porque al final, lo que queda no es la dignidad del acto sino el incidente, que es lo que más vende y al que las cámaras acuden con mayor voracidad para la satisfacción del vulgo menos ilustrado.