Saliralaire

  • Diario Digital | Lunes, 27 de Mayo de 2019
  • Actualizado 09:37

MANIFIESTOS

Rechazo docente a la elección de Joaquim Torra al frente de la Generalitat

Más de 50 catedráticos rechazan la elección de Torra por sus ideas "prefascistas" Creen que el nombramiento de Torra supone que el independentismo se ha "quitado la máscara" supremacista y xenófoba que ocultaban sus ideas "prefascistas".

Rechazo docente a la elección de Joaquim Torra al frente de la Generalitat

Los abajo firmantes queremos expresar nuestro más rotundo rechazo a la elección de Joaquim Torra como Presidente de la Generalitat de Cataluña, por parte de los diputados separatistas del Parlamento autonómico (66 votos a favor, 65 en contra y 4 abstenciones).

Está probado que Torra es autor de numerosos tuits y abundantísimos artículos que contienen declaraciones que perfectamente pueden ser calificadas de racistas, supremacistas y xenófobas. Un hecho sin precedentes en nuestra democracia.


En octubre de 1990, se filtró a la prensa un documento, “La estrategia de la recatalanización”, plagado de propuestas supremacistas orientadas al control de la sociedad catalana y elaboradas desde las altas esferas del entonces Gobierno nacionalista conservador de Jordi Pujol. Se trata de una hoja de ruta que se ha ido aplicando punto por punto hasta hoy, incidiendo especialmente en las medidas orientadas al control de la Administración, los medios y la escuela, sin dejar nunca de lado a las entidades sociales y a los colectivos profesionales.  

La estrategia nacionalista ha consistido en explotar el victimismo, amparado en la represión que la lengua y la cultura catalanas sufrieron durante el franquismo (sin mencionar nunca las otras represiones ejercidas por la Dictadura en otras regiones), y en aprovechar la debilidad parlamentaria de diferentes gobiernos españoles (tanto socialdemócratas como conservadores), lo que les permitió poner duras condiciones para garantizar la gobernabilidad del Estado. De este modo, los dirigentes nacionalistas han logrado hacerse con competencias en materias tan sensibles como educación, cultura, sanidad o seguridad. Así se han ido imponiendo en la sociedad catalana las siguientes ideas:

  1. Un pueblo, un imperio, un líder. Se refieren a Cataluña como un pueblo uniforme, ocultando el pluralismo social y despreciando a los ciudadanos discrepantes, negándoles la condición de catalanes. Reivindican un espacio vital catalán fuera de las fronteras de Cataluña e incluso de España e incluyen en ese “imperio” a todo lo que consideran “países catalanes”. Además, proclaman que el legítimo presidente de Cataluña es Carles Puigdemont, procesado por rebelión y prófugo de la justicia.
  2. La percepción de que el desacuerdo es traición. El nacionalismo catalán ha optado por la muerte civil de los discrepantes, los botiflers. Han sido y son cada vez más abundantes los señalamientos de relevantes figuras de diferentes ámbitos que en no pocos casos han optado por abandonar Cataluña, como ya lo hicieran miles de profesores en los años ochenta, asfixiados por la política lingüística que aún hoy sigue siendo claramente discriminatoria.
  3. La obsesión por el complot. Por ejemplo, si la República Catalana no ha sido posible, esto debe achacarse a una conjura en la que los enemigos externos –incluyendo últimamente a la UE– se han aliado con los enemigos internos, representados por partidos y organizaciones, tales como el Partido Popular (PP), Ciudadanos (C’s), el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) o Societat Civil Catalana (SCC), que han impedido la implementación de la misma. 
  4. El victimismo y el falso pacifismo.  El movimiento independentista catalán siempre ha cultivado y difundido  la imagen de Cataluña como víctima de España, pese a que nunca ha gozado como ahora de tan amplia autonomía política. Este victimismo lo lleva también al lenguaje visual, portando en protesta por los líderes encarcelados lazos amarillos. También difunde su pacifismo democrático como instrumento de sus reivindicaciones. Sin embargo, sus dirigentes procesados lo están por rebelión, o sea, por un alzamiento violento contra la legalidad constitucional. Su desobediencia civil reacciona de manera violenta cuando se les pide que cumplan con la legalidad y su fuerza de choque, los Comités de Defensa de la República (CDR) se dedican al sabotaje de autopistas y paralización de los servicios públicos esenciales como el transporte. A esa violencia se une la violencia intimidatoria física y psicológica contra todos los discrepantes.
  5. La perversión del lenguaje. Para alcanzar sus objetivos, los dirigentes nacionalistas han creado una neolengua; el término  “derecho a decidir” es un eufemismo para referirse al derecho de autodeterminación; condenan lo que llaman “judicialización de la política” para rechazar la aplicación de las normas del Estado de Derecho a los políticos que las violan; hablan de “mandato democrático” para referirse al resultado del referéndum ilegal del 1-O; de “poble català” como sinónimo de  individuos favorables a la secesión, excluyendo así a quienes no comparten esos postulados, y así sucesivamente.

El nombramiento de Torra como presidente de la Generalitat supone quitarse la máscara que han llevado los dirigentes separatistas. El nacionalismo de rostro humano y discurso solo veladamente antiespañol ha dado paso a una declaración obscena de superioridad de sus dirigentes. Esto explica, por ejemplo, los apoyos a Puigdemont de partidos de extrema derecha de Bélgica y Alemania.   

Los ciudadanos de otros países europeos con frecuencia no entienden bien lo que está ocurriendo en Cataluña, porque al igual que el victimismo sirvió para poner en marcha el proceso de “recatalanización”, éste ha sido una herramienta muy eficaz para presentar a Cataluña como una región “colonizada” y “reprimida” por España y a la actual democracia española como una dictadura filofranquista, por más que nuestro país sea incontestablemente una democracia plena (puesto 19 del mundo, según The Economist, por citar un indicador relevante). Por todo ello, con este manifiesto deseamos impulsar un debate crítico y constructivo sobre las nuevas formas del totalitarismo en el corazón de Europa en el siglo XXI. 

La sociedad catalana está rota. Durante mucho tiempo, aquellos que no estaban de acuerdo con los postulados nacionalistas callaron para no romper amistades o familias, pero los dramáticos hechos del pasado otoño hicieron que muchos alzasen la voz. Es nuestro deber escucharles. Por este motivo, los abajo firmantes llamamos a defender con contundencia los valores democráticos y el Estado de Derecho que se ven seriamente amenazados en Cataluña por una inaceptable instrumentalización de las instituciones y una alarmante manipulación de la opinión pública. 

Firmado:

[Miembros del Foro de Profesores; por orden alfabético]

  • César Aguado Renedo (Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid)
  • Rafael Arenas (Catedrático de Derecho International Privado, Universitat Autònoma de Barcelona)
  • Mikel Arteta (Doctor Filosofía Moral y Política)
  • Francesc Badrines Passani (Doctor en Filosofía)
  • Francisco J. Bastida Freijedo (Catedrático of Constitucional Derecho, Universidad de Oviedo)
  • Eduardo Butragueño Cerviño (Catedrático jubilado, Universidad de Barcelona)
  • Ángel Antonio Caminero Gómez (Profesor de Psicobiología, UNED)
  • Julio Carabaña Catedrático de Sociología, Universidad Complutense de Madrid) 9.  Federico A. Castillo Blanco (Catedrático de Derecho Administrativo, Universidad de Granada)
  • Camilo José Cela Conde (Research Scholar, Universidad de California Irvine)
  • José Joaquín Fernández Alles (Profesor de Derecho Constitucional,  Universidad of Cádiz)
  • Isabel Fernández Alonso (Profesora en Comunicación, Universitat Autònoma de Barcelona)
  • Carlos Ramón Fernández Liesa (Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad Carlos III)
  • Manuel Fernández Salmerón (Profesor de Derecho Administrativo, Universidad de Murcia)
  • Ignacio Fernández Sarasola (Profesor de Derecho Constitucional, Universidad de Oviedo)
  • Javier Fernández Sebastián (Catedrático of Historia de Pensamiento Político en la UPV/EHU)
  • Juan Ramón Fernández Torres (Catedrático de Derecho administrativo, Universidad Complutense of Madrid)
  • María Fraile (Profesora de Derecho Constitucional, Universidad Carlos III de Madrid)
  • Juan Antonio García Amado (Catedrático de Filosofía de Derecho, Universidad de León)
  • Montserrat Ginés Gibert (Profesora Titular jubilada, Universidad Politécnica de Catalunya (UPC))
  • Joaquín González Ibáñez (Profesor de Derecho Internacional y Relaciones internacionales, Universidad Alfonso X of Madrid)
  • Antonio Guillamon (Catedrático Emérito de Psicobiología, en la UNED)
  • Antonio Hermosa Andújar (Profesor de Estética e Historia de la Filosofía, Universidad de Sevilla)
  • Julio Iglesias de Ussel (Catedrático de Sociología en la Universidad de Granada)
  • Fernando Jiménez Sánchez (Profesor titular de ciencia política de la Universidad de Murcia, experto de GRECO -Group of States against Corruption- del Consejo de Europa)
  • José J. Jiménez Sánchez (Profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad de Granada)
  • David Jiménez Torres (Profesor Asociado de Comunicación, Universidad Camilo José Cela)
  • Carlota Gonzalez Laynez (Coordinadora de projecto, Nottingham Law School)
  • Gorka Maneiro (Vocal de Ahora)
  • Jesús G. Maestro (Profesor de Teoría de la literatura y literatura comparada en la Universidad de Vigo)
  • Araceli Mangas Martín (Catedrática de Derecho Internacional Público en la Universidad Complutense de Madrid)
  • María de las Mercedes Fuertes López (Catedrática de Derecho Administrativo, Universidad de León)
  • Luis Miguel Macho (Catedrático de Derecho Administrativo, Universidad de Santiago de Compostela)
  • José Montalbán Castilla (PhD Candidate at Paris School of Economics and affiliate to the CEP of London School of Economics)
  • Roberto Muñoz Bolaños (Profesor de Historia Militar del Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado en la UNED)
  • Jose Javier Olivas Osuna (Profesor en el Conflict and Civil Society Unit, LSE)
  • José A. Olmeda (Catedrático de Ciencias Políticas en la UNED)
  • Félix Ovejero (Profesor Titular de Filosofía Política de la Universidad de Barcelona)
  • Rafael Palomino (Catedrático de Derecho eclesiástico, Universidad Complutense de Madrid)
  • Manuel Penades Fons (Profesor de Derecho Mercantil Internacional, King’s College London)
  • Miguel Ángel Quintana Paz (Profesor de Filosofía Política y Moral, Universidad Europea Miguel de Cervantes)
  • José V. Rodríguez Mora (Catedrático de Economía, Universidad de Edinburgo)
  • José María Rosales Jaime (Catedrático de Filosofía Política y Moral, Universidad de Málaga)
  • Lourdes Ruano Espina (Catedrática de Derecho Eclesiástico en la Universidad de Salamanca)
  • Juan José Rubio Guerrero (Catedrático y Decano de la Facultad de Derecho, Universidad de Castilla La Mancha)
  • Javier Ruipérez Alamillo (Catedrático de Derecho Constitucional, Universidad de La Coruña)
  • Carlos Ruiz Miguel (Catedrático de Derecho Constitucional, Universidad of Santiago de Compostela)
  • Ángel Sánchez Navarro (Catedrático de Derecho Constitucional, Universidad Complutense de Madrid)
  • Daniel Sarmiento Ramírez-Escudero (Profesor of Derecho Administrativo en la Universidad Complutense de Madrid)
  •  Julián Sauquillo (Catedrático de Filosofía del Derecho, Universidad Autónoma de Madrid)
  • Juan Sisinio Pérez Garzón (Catedrático de Historia, Universidad of Castilla La Mancha)
  • Francisco Sosa Wagner (Catedrático de Derecho Administrativo, Universidad de León)
  • Mauricio Suárez (Catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia, Universidad Complutense de Madrid)
  • Javier Tajadura Tejada (Catedrático de Derecho Constitucional en la UPV/EHU)
  • Helena Torroja Mateu (Profesora de Derecho International Público, Universidad de Barcelona)
  • Fernando Vadillo (Profesor de Matemáticas aplicadas en la UPV/EHU)
  • Alfonso Valero (Principal Lecturer de Derecho, Universidad Nottingham Trent)
  • Carlos Vidal Prado (Catedrático de Derecho Constitucional, UNED)
  • Roberto Villa García (Profesor de Historia Política, Universidad Rey Juan Carlos)
  • Jose A. Villadangos (Principal Research Fellow NH&MRC, Universidad de Melbourne

Publicado en El Español 19/05/2018
60 docentes y catedráticos rechazan el nombramiento de Torra por "racista, xenófobo y supremacista"

  • El documento está firmado también en universidades extranjeras. Creen que el nombramiento del nuevo president ha dejado caer la "máscara" del nacionalismo.
  • Leer más...

Publicado en El Confidencial 19/05/2018
Más de 50 catedráticos rechazan la elección de Torra por sus ideas "prefascistas"

  • Creen que el nombramiento de Torra supone que el independentismo se ha "quitado la máscara" supremacista y xenófoba que ocultaban sus ideas.
  • Leer más...