Saliralaire

  • Diario Digital | domingo, 18 de agosto de 2019
  • Actualizado 13:08

MOVIMIENTO CÍVICO ESPAÑA Y CATALANES

Manifiesto 6-D, del Mov. Cív. d’Espanya i Catalans

espanya-catalans_100px6/12/2014.- Ante los ciudadanos aquí presentes, el Movimiento Cívico d’Espanya i Catalans desea manifestar su absoluto respaldo a las normas básicas de convivencia y legalidad, que emanan de nuestra Carta Magna...

Manifiesto 6-D, del Mov. Cív. d’Espanya i Catalans

Manifiesto 6/12/2014

...Por ello, hoy, 6 de diciembre, nos reunimos aquí, en el corazón de la Ciudad Condal, para celebrar este día grande de la libertad, de la que disfrutamos al amparo de nuestra Constitución.

Actualmente estamos inmersos en un momento incómodo y grave, ante la aparente y, muchas veces, evidente debilidad institucional. En efecto, la permisividad acomodaticia de los poderes públicos ha propiciado que las tergiversaciones y las manipulaciones hayan ganado terreno frente al cumplimiento riguroso y leal de la “Ley de Leyes”, que el pueblo español apoyó masivamente en 1978 y en la que se definen los criterios básicos de nuestro Estado de derecho.

El cuestionamiento reiterado, por algunos, de nuestra norma básica, los devaneos serviles, así como los argumentos en pos de su eventual reforma, evidencian una falta de proyecto de futuro solvente. Y todo esto es solo el reflejo de la manipulación interesada que ansía la conquista del poder, cultivando el escepticismo y poniendo en entredicho la solidez y la vigencia, a largo plazo, de nuestro ordenamiento jurídico.

La Constitución debe ser el marco estable, en cuya defensa debemos unir esfuerzos para conservar la paz social y lograr el desarrollo de nuestro país. Aunque puede ser reformada y actualizada, esto debe hacerse siempre aplicando criterios de eficiencia en lo relativo a la descentralización de competencias. De esta forma, el reparto y la atribución de éstas no será el detonante, como ha sucedido en Cataluña, de una educación en valores, que pone en duda sus primeros artículos que, como fundamento básico, nunca deberían cuestionarse.

Por ello, reafirmamos, por un lado, la vigencia del artículo 1, que declara que “la soberanía nacional reside en el pueblo español”, en todo el pueblo español y no en una parte del mismo; y, por otro, del artículo 2, que ha servido de lema a la convocatoria de hoy y que reza así: “la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”.

Hoy, día de nuestra Constitución, exijamos que estos dos artículos sean incuestionables. Y, si alguna persona física o jurídica los incumple, solicitamos que a los infractores se les aplique lo que la propia Ley tiene estipulado para dichos casos. La Ley debe imperar y, por eso, la Ley debe cumplirse. ¡Viva España! ¡Viva la Constitución!

 

Defensor de la indisoluble soberanía y unidad nacional de España.