• Diario Digital | Domingo, 24 de Marzo de 2019
  • Actualizado 06:49

CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA LENGUA MATERNA

En defensa de la enseñanza en la lengua materna

Manifiesto en el que se pide que en Cataluña los alumnos sean escolarizados en Infantil y Primaria en su lengua materna, sea el catalán o el castellano.

En defensa de la enseñanza en la lengua materna

En defensa de la enseñanza en la lengua materna

Hoy, 21 de febrero es –según proclamó la UNESCO en 1999– el Día Internacional de la Lengua Materna.

Un año más los catalanes que tenemos como lengua materna el español o castellano nos vemos obligados a recordarle al gobierno del Ayuntamiento de Barcelona y al gobierno de la Generalitat de Cataluña, que su política de inmersión obligatoria en catalán es una violación de derechos y una regresión pedagógica que contraviene claramente las recomendaciones de la UNESCO en 1953, que quedaron resumidas en la siguiente afirmación: 

  • Es indiscutible que la forma más adecuada para enseñar a un niño es utilizando su lengua materna, ya que ello favorece la comprensión y la expresión (UNESCO 1953).

Esta recomendación quedó reafirmada en 1999 por la UNICEF que declaró públicamente lo siguiente:

  • Está demostrado que los niños aprenden a leer de forma más rápida, cuando adquieren sus conocimientos iniciales en su lengua materna.
  • Además, aprenden un segundo idioma con mayor rapidez que los alumnos que han aprendido a leer utilizando un idioma que no les es familiar.

Dado que en Cataluña el castellano ha sido excluido de la enseñanza como lengua vehicular, los alumnos castellanohablantes se encuentran con más dificultades para aprender que sus compañeros catalanohablantes, ya que a la dificultad de aprender, se le suma la dificultad de tener que hacerlo en otra lengua.

  • Y lo peor es que hay bastantes niños que no pueden superar esta dificultad, por lo que su capacidad de expresión y su capacidad de aprender quedan disminuidas.

Una prueba de ello es el resultado de nuestros alumnos en la pruebas PISA.

  • En ellas se ve que el porcentaje de los alumnos castellanohablantes que no han llegado al nivel mínimo, es el doble que el de los catalanohablantes.
  • Se confirma pues que el sistema de la inmersión lingüística en una sociedad bilingüe, no es un factor de cohesión social sino todo lo contrario, ya que genera fractura social, al perjudicar a aquellos que no pueden aprender a leer en su lengua materna.

Lamentamos que los defensores del sistema de inmersión lingüística no quieran reconocer esta realidad, sino que se empecinen en defender que con sólo dos horas semanales de castellano en Primaria y tres horas en Secundaria, el nivel de nuestros alumnos es superior a la media de España, en la que todas las clases se dan en castellano.

  • Para ello unas veces ocultan que las pruebas PISA en Cataluña se hacen en catalán, y otras veces ocultan que, en las pocas pruebas que ha pasado el Ministerio, los alumnos catalanes sólo obtuvieron resultados aceptables de castellano en comprensión lectora, no en los aspectos cultos de la lengua (ortografía, sintaxis y literatura).

Para solucionar esta situación exigimos que en Cataluña los alumnos sean escolarizados en Infantil y Primaria en su lengua materna, sea el catalán, sea el castellano, y que progresivamente se vaya incorporando la otra lengua, para que, al final de la enseñanza obligatoria, todos los alumnos que viven en Cataluña sepan catalán y castellano.

  • La ley de educación nos permite pedir que exista una opción lingüística para todos los alumnos que la pidan, en la que el castellano, junto con el catalán, sea lengua vehicular en una proporción razonable. Este mínimo es lo que aquí pedimos.   

Entidades promotoras