Saliralaire

  • Diario Digital | Viernes, 24 de Mayo de 2019
  • Actualizado 21:32

LA CONTRA DE LA VANGUARDIA

“No soporto a los ‘caragirats’, a los que no van de cara”

Víctor-M. Amela entrevista a Joan Coscubiela en La Contra de La Vanguardia. "¡Abusar de la astucia hasta el engaño! Despreciar a la mitad de catalanes y menospreciar la fuerza del Estado".

“No soporto a los ‘caragirats’, a los que no van de cara”

“No soporto a los ‘caragirats’, a los que no van de cara”

Los errores del independentismo han sido... "¡Abusar de la astucia hasta el engaño! Despreciar a la mitad de catalanes y menospreciar la fuerza del Estado". "Llamé “hooligan” a Puigdemont: ¡no obraba ya como president de todos los catalanes!


Joan Coscubiela, expolítico del exgrupo parlamentario Catalunya Sí que es Pot.

  • Tengo 63 años. Soy un Estoy casado y tengo dos hijos, de 35 y 22 años. ¿Política? Ecosocialista, con respeto profundo a las personas. ¿Creencias? Entre ateo y agnóstico. Soy montañero, y corro maratones. El independentismo debería hablar claro

Preámbulo del entrevistador Víctor-M. Amela:

  • Denominamos ideología a lo que (siempre) es biografía. También en los políticos. La biografía de Coscubiela me desencripta lo que hizo el 7 de septiembre: como su padre, no quiso irse sin decirlo todo, y en la cara; “hooligan”, llamó a Puigdemont. El independentismo bramó, el unionismo aplaudió. Y él, ni con unos ni con otros (ni casi con los suyos).

  • Despide una vida como abogado sindical, profesor y político: se ha jubilado. Ahora se vuelca en la familia, los amigos y en correr. Y publica Empantanados (Península), su disección del momento de Catalunya y del actual independentismo “entre el sóviet y el carlismo”. Le he agradecido que no callase aquel día ante el rodillo de la utopía.


Leer la entrevista completa...


Extracto. 

Los líderes del independentismo alentaron en la gente una ilusión... que sabían que no iban a poder satisfacer.

¿Qué les llevó a hacer tal cosa? 

  • Mas recogió el descontento de las clases medias y les prometió su Ítaca, Junqueras se sumó... ¡y los dos coches del independentismo iniciaron una carrera entre ellos!
  • Junqueras pisó el acelerador hacia el precipicio, convencido de que el otro coche, el convergente –¡gallinas!–, frenaría primero. Pero en el otro coche pasó algo imprevisto...

¿Qué? 

  • Subió el pastelero loco y se puso al volante.

¿El pastelero loco?

  • Así llaman a Puigdemont algunos suyos.

(...)

El error del independentismo ha sido...

  • ¡Abusar de la astucia hasta el engaño! Y dos más: uno, despreciar a la mitad de catalanes; dos, menospreciar la fuerza del Estado.

(...)

El independentismo actual está siendo un movimiento social pacífico, ¿no?

  • Sí, y esa es su fuerza..., que debilita cada vez que ejerce intimidación emocional en vez de seducción: ¡no debería etiquetarnos de antidemócratas a los que no les aplaudimos!

¿Qué le diría hoy a Puigdemont?

  • Siga trabajando para la independencia sin astucias y sin pisar a la mitad de catalanes.

¿Qué le diría hoy a Rajoy?

  • No caiga en la tentación de la victoria: ¡no es la solución! Y menos aún con humillación.

Qué equidistante es usted, Coscubiela...

  • Sí, pero no indiferente ni indefinido: soy equidistante porque rechazo la trampa de elegir entre dos bloques tan excluyentes.