Saliralaire

  • Diario Digital | lunes, 16 de diciembre de 2019
  • Actualizado 01:53

LA CONTRA DE LA VANGUARDIA

“Las identidades, mejor sumadas que separadas”

Víctor-M. Amela entrevista a Juan Claudio de Ramón en La Contra de La Vanguardia. "Un referéndum es un trance traumático y divisorio para una sociedad, desde luego para la sociedad catalana".

“Las identidades, mejor sumadas que separadas”

 “Las identidades, mejor sumadas que separadas”

"Un referéndum es un trance traumático y divisorio para una sociedad, desde luego para la sociedad catalana. La mejor solución es un buen gobierno, inclusivo, y aislar a los extremos, para hacer política en el centro y sin maniqueísmos.


Juan Claudio de Ramón, diplomático.

  • Tengo 36 años. Nací en Madrid y vivo en Roma. Soy secretario de la embajada de España ante Italia. Estoy casado y tengo dos hijos, Lola (5) y Daniel (2). ¿Política? Centrista impenitente. Soy agnóstico. Fui consejero de la embajada de España ante Canadá en Otawa, del 2011 al 2015. [Twit]

Preámbulo del entrevistador Víctor-M. Amela:

  • El entrevistado es un joven diplomático español que gusta de las conversaciones “con finales abiertos”, me explica. Nacido en Madrid y casado con una catalana, su grupo de amigos en Barcelona le mantienen informado de lo que sucede por aquí, y él aporta el fruto de sus estudios de derecho, relaciones internacionales y filosofía.
  • Sus años vividos en Canadá le han empujado a escribir Canadiana (Debate), subtitulado Viaje al país de las segundas oportunidades, un retrato de un país que se nos antoja modélico desde muchos ángulos. Y de eso hemos hablado. Me regala La España de Abel (Deusto), libro en el que 40 españoles jóvenes hablan bien de España.

Leer la entrevista completa...


Extracto. 

¿Cómo gestiona Canadá sus encajes identitarios y territoriales?

  • Una llamada ley de Claridad impuso nítidos y severos requisitos para un referéndum: eso ha enfriado el independentismo quebequés, que por ahora no ha convocado un tercer referéndum, tras los dos que ya perdió.

Resúmame las clásulas de esa ley.

  • La pregunta deberá ser clarísima. La mayoría deberá ser altísima para ganar. El que gana está obligado a acordar con el otro. Y si no hay un acuerdo, ¡no vale el resultado!

¿Copiaría en España una ley similar?

  • Es innecesaria, porque nuestra Constitución ya regula las vías para ser reformada, nada es intocable. Mientras que un referéndum de independencia... no soluciona nada.

¿No?

  • Es un trance traumático y divisorio para una sociedad, desde luego para la sociedad catalana. La mejor solución es un buen gobierno, inclusivo, y aislar a los extremos, para hacer política en el centro y sin maniqueísmos.

¿Qué ley podría ayudarnos en España?

  • Una ley de lenguas oficiales: los alumnos de todas las escuelas de España estudiarían los rudimentos de todas las lenguas de España.

Pienso así desde 1978: ¡quizá sea tarde!

  • ¿Sabe que un grupo de catalanes defendió la soberanía española en Nutka, la primera colonia de Columbia Británica, hoy Canadá? Está en la isla de Vancouver: de 1790 a 1792, entre fríos terribles, ochenta miqueletes barceloneses capitaneados por el tortosino Pere d’Alberní ¡defendieron Nutka! Catalanes de su tiempo, se cubrían con barretina.

¿Cómo conoce ese detalle?

  • La famosa expedición Malaspina pasó por allí, y sus dibujantes de a bordo recogieron las figuras de los catalanes en una lámina.

¿Qué nos enseña Canadá a nosotros?

  • Que las identidades.., están mucho mejor sumadas que separadas.