Saliralaire

  • Diario Digital | Jueves, 23 de Mayo de 2019
  • Actualizado 05:15

VARIOS MEDIOS

Hablamos Español denuncia el acoso que sufre por ciertos políticos

hablamos_espanol_30pxLa asociación afronta el tramo final de la recogida de firmas por la libertad de elección de lengua con gran apoyo de la ciudadanía y haciendo frente a los intentos de boicot de ayuntamientos de Cataluña, Valencia y Baleares.

Hablamos Español denuncia el acoso que sufre por ciertos políticos

La Gaceta
​Hablamos Español denuncia el acoso que sufre en Cataluña, Baleares y Valencia.

  • La asociación afronta el tramo final de la recogida de firmas por la libertad de elección de lengua con gran apoyo de la ciudadanía y haciendo frente a los intentos de boicot de ayuntamientos de Cataluña, Valencia y Baleares

Contando Estrellas
Así es como ciertos políticos intentan frenar la recogida de firmas de Hablamos Español

  • A esta asociación le quedan algo más de tres meses para reunir las 500.000 firmas certificadas que ha de entregar en el Congreso de los Diputados, para que su ILP pueda debatirse en el Congreso. Algunos políticos ven con inquietud el éxito que está alcanzando esta iniciativa ciudadana en defensa de la libertad lingüística, y están intentando impedirla con toda clase de cacicadas.

La Tribuna del País Vasco
Ayuntamientos independentistas y de extrema izquierda tratan de boicotear la recogida de firmas por la libertad de elección de lengua

  • Debido a las trabas y zancadillas de algunos ayuntamientos independentistas y de extrema-izquierda de comunidades autónomas con lengua cooficial, la asociación pro-libertad de elección de lengua ha tenido que reestructurar su campaña y prescindir de recoger firmas con mesa y carpa en algunas ciudades

La Gaceta
Hablamos español, reivindicación contra las oligarquías

  • La iniciativa de Gloria Lago (Galicia bilingüe) bajo el lema “Hablamos español”, para promover la enseñanza en español en todas las regiones, es una exigencia constitucional de máxima relevancia cuando las oligarquías separatistas atacan el idioma común (y común con otros muchos países), con la colaboración y financiación de los gobiernos, sean del PP o del PSOE: llevan decenios en tal empeño