Saliralaire

  • Diario Digital | jueves, 14 de noviembre de 2019
  • Actualizado 08:22

10-N. ELECCIONES GENERALES

Este domingo, 10 de noviembre, nos jugamos mucho.

Societat Civil Catalana pide a los catalanes constitucionalistas que vayan a votar: “Nos jugamos mucho”. Cambiar la lamentable situación que vivimos en Cataluña es posible, pero en ningún caso se producirá si los constitucionalistas catalanes nos quedamos en casa
Este domingo, 10 de noviembre, nos jugamos mucho.

Societat Civil Catalana pide a los catalanes constitucionalistas que vayan a votar: “Nos jugamos mucho”

Somos conscientes de que últimamente se celebran elecciones con mucha frecuencia.

  • Entendemos perfectamente que estéis cansados y hartos de esta situación.
  • Estamos viviendo tiempos muy complicados en Cataluña, tiempos en los que la violencia y la inestabilidad se quiere imponer al sentido común y al fomento de la convivencia.
  • Por eso es fundamental que nadie se quede en casa este domingo.
  • Es hora de acabar en las urnas con este Procés que solo nos perjudica. 

Tenemos un presidente de la Generalitat que nunca ha tenido las más mínima intención de querer representar a todos los catalanes, que condena de forma tímida la violencia tres días después de que se produzca y que presuntamente ha colaborado con los CDR que querían asaltar el Parlament y provocar un golpe de Estado en Cataluña.

  • Hay formaciones políticas que quieren continuar actuando por la vía de la desobediencia y al margen de la ley, mediante un discurso que genera enfrentamiento e inestabilidad. Algunas de ellas ya han dejado claro públicamente que no piensan hacer propuestas constructivas, sino que únicamente van al Congreso a destruir.

No podemos permitir que destruyan lo que durante muchos años hemos construido entre todos los catalanes.

  • Una tierra tolerante, en la que siempre han convivido en armonía catalanes de diversa ideología.

Ante esta situación crítica, los catalanes constitucionalistas debemos depositar nuestra confianza en aquellas formaciones que están a favor de fomentar la convivencia y la concordia entre los catalanes, así como el cumplimiento del Estado de Derecho y el reforzamiento de los vínculos de fraternidad con el resto de España.

  • Estamos convencidos de que trabajar para lograr este objetivo no es una tarea fácil.
  • La ola de violencia que hemos vivido en las últimas semanas no es una protesta contra la sentencia del Tribunal Supremo en relación a los políticos que están en la cárcel por haberse saltado la ley, sino la reacción a muchos años de nacionalismo en Cataluña.
  • Hay que arremangarse.

Lograr que Cataluña, nuestra tierra, vuelva a ser lo que era es posible.

  • Una Cataluña dentro de una España fuerte y tolerante y una Europa unida. Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que así sea.
  • De entrada, es imprescindible dejar claro que el secesionismo ha secuestrado las escuelas y medios de comunicación públicos y las instituciones. En ninguno de los tres casos están representando al conjunto de los catalanes. 

Como no estamos dispuestos a permitir que esta realidad se prolongue más, en el momento en que se forme un nuevo gobierno en España. 

  • Vamos a reclamar una reforma de la ley electoral en Cataluña, la garantía de la neutralidad del espacio público y las instituciones, el fin del sistema de inmersión lingüística obligatoria, la despolitización de los Mossos y una auditoría del procés, con la intención de que sus impulsores paguen hasta el último céntimo de dinero público que han utilizado para esta causa tóxica y rupturista.

Este domingo, 10 de noviembre, nos jugamos mucho.

  • Cambiar la lamentable situación que vivimos en Cataluña es posible, pero en ningún caso se producirá si los constitucionalistas catalanes nos quedamos en casa.
  • Si vamos a votar todos, este domingo será el inicio del fin del procés.
  • Por la democracia en Cataluña, no dejemos pasar esta gran oportunidad.